Telefonía IP vs VoIP

¿Qué es la Telefonía IP vs VoIP?

Aunque a muchos usuarios así les parezca, no es lo mismo la Telefonía IP vs VoIP. Si bien es cierto que ambos términos están muy estrechamente relacionados hay apreciables diferencias que desde Comunycarse vamos a explicaros.

Telefonía IP

La telefonía IP (Internet Protocol) está vinculada con los sistemas de telefonía digital IP PBX basados en LAN que emplean para las comunicaciones de voz el protocolo IP. Todos sus componentes emplean voz digitalizada que se transmite por paquetes IP a través de una red también IP, generalmente LAN.

 

Telefonía VoIP

En cambio en los dispositivos VoIP la voz analógica pasa a digital a través de un proceso (voz binaria) que a su vez se transmite como paquetes IP de un dispositivo (generalmente un teléfono) a otro. Ademas, el sistema de control de llamadas suele estar basado en un software servidor que gestiona todas las señales y ruta de la llamada, la gestión IP telefónica etcétera usando el protocolo IP para el transporte de la información.

Diferencias entre VoIP y telefonía IP

  • La telefonía VoIP es sólo el pasar el audio de una llamada a través de la red (Internet), mientras que la telefonía IP es pasar el audio de llamadas por Internet y muchos otros servicios más como conferencias, transferencias, capturas de llamadas, llamadas en espera, entre otras muchas funciones.
  • La telefonía IP depende de la Voz sobre IP (VoIP) para el envío de audios de las llamadas telefónicas a través de Internet.
  • La VoIP es la base de la implementación y funcinoalidad de la telefonía IP que es un concepto mucho más amplio en el mundo de las comunicaciones.

Conoce más sobre la telefonía IP para empresas en la página de nuestros productos.

Invertir en tecnología para mejorar la productividad de las empresas

En esta época de crisis que estamos viviendo, todo el mundo está hablando de recortes. Recortes salariales, recortes de personal, reducción de gastos, etc. A corto plazo, es una buena forma de ser más productivo, o mejor dicho, deberíamos decir, de ser más competitivo, pues verdaderamente no produces más, sino que tienes un producto más económico. Y además es una visión cortoplacista.

Las empresas deben tener una mira a largo plazo, un plan estratégico para crecer, y que prevea implementar innovaciones tecnológicas en plazos determinados para no quedarse estancadas. Esto permite que la empresa se actualice, crezca, tenga una mejora de procesos adecuada, y sea más competitiva y con mejor productividad, sobretodo en momentos en los que la crisis aparece, que pueda salir reforzada.

Entendemos que invertir en tecnología, en nuevas tecnologías, implica un desembolso de dinero, pero lo que la gente no entiende es cómo repercuten económicamente esos cambios en el futuro. Es decir, qué nos ahorraremos a partir del momento en que saquemos todo el rendimiento al nuevo equipo.

Podemos estar hablando de una máquina que imprime etiquetas industriales, una máquina que hace moldes, pero también de impresoras multifunción, equipos informáticos, smartphones, incluso software. El otro día, un gerente se quejaba de que sus delineantes no trabajaban tan rápido como los de la competencia. Por supuesto, estaban utilizando un software que no habían actualizado en los últimos 5 años. Se le invitó a que viera las bondades de la última versión, y procesos que antes se hacían en 4 pasos, ahora se hacían en uno solo. A largo plazo, la misma cantidad de gente podrá producir más producto y de mayor calidad en el mismo tiempo por el mismo coste.

Una de las inversiones más importantes de una empresa, cuando hablamos ya de la zona de despachos, sea internet. Sí, ese que hace que tanta gente ‘pierda tiempo’ en sus redes sociales en lugar de trabajar, es también el responsable de que muchos trabajen mejor y con más efectividad. Una buena conexión es imprescindible. Ya no es solamente por el tema de correos, o navegar más rápido, sino porque el futuro está en las aplicaciones SaaS y en el almacenamiento en la nube, algo que parece que se inició con el i-Cloud de Apple, pero que también llevaban trabajando Google con Drive, Microsoft con Skydrive, y Dropbox, que únicamente se dedica a ello.

Estos servicios son gratuitos hasta cierta cantidad de espacio de disco, pero es rentable invertir en una cuenta premium, porque tendrás siempre una copia de seguridad en la nube, porque puedes sincronizar todos tus ordenadores, y el móvil automáticamente, y porque podrás acceder a todos tus ficheros allí donde haya un ordenador, siempre que sea necesario. Su seguridad es solo cuestión de tener bien protegida tu cuenta con una contraseña adecuada.

Inversión en telefonía y conectividad móvil. Esto es tan imprescindible como la conexión a internet. Poder recibir correos con adjuntos al móvil, o solventar el problema de una obra sin estar presente por una videollamada desde un móvil, son recursos que nos ahorran desplazamientos, gastos, y tiempo. Además, permite a los comerciales poder responder mails u organizar la agenda mientras esperan a que les atienda un cliente que se retrasa.

El tema del software es el más complicado de entender. Aunque ya puse antes un ejemplo, sin duda, cada versión nueva de un programa suele traer mejoras que a la larga simplifican en gran medida el trabajo de los usuarios. Podemos hablar desde Windows 8, que te permite incluso tener integradas las noticias, el Facebook, el Twitter y el Linkedin, y poder consultarlos sin entrar en la web, y que consume incluso menos recursos que sus predecesores, agilizando temas como el correo. Lo mismo sucede con Office, que cuando saltó de su versión 2003 a la 2007, cambió completamente los menús, haciendo enfadar a mucha gente. Ahora todos se han habituado, y ven las bondades y ventajas del nuevo sistema de menús, más intuitivo. Pero ¿qué sucede? Que el hombre es un animal de hábitos, y no le gusta aprender.

 

Y ahí entra el punto de la formación. Es primordial que cuando se implementen nuevos sistemas de trabajo, software, recursos, los trabajadores sean formados para sacarles el máximo provecho. La frase ‘siempre lo he hecho así y ha funcionado’ tiene a muchas empresas estancadas en el paleolítico tecnológico. Algunos seguirían haciendo fuego con frotando dos palos, ‘porque siempre ha funcionado así’.

En resumen, siempre que pensemos en tecnología, pensemos en inversión recuperable. Sin duda hay que calcular costes totales, y la amortización en tiempo, para ver si esa inversión concreta es rentable, y en qué plazo. Pero todas lo acaban siendo. Una reflexión… ‘¿recuerdas la última vez que escribiste una carta a mano?’

Ciclo de Vida del Cableado

El escoger una solución de cableado es como el matrimonio – una opción basada únicamente en lo que hoy en día funciona puede llegar a causar problemas en el futuro. El matrimonio es una decisión de por vida, mientras que el objetivo de contar con un sistema de cableado que tenga una vida útil de 10 años, parece también eterna en el mundo de las redes de IT. Al saber que la decisión de cableado debe ser un compromiso de 10 años y que debe soportar de 2 a 3 generaciones de equipo activo, es de gran importancia el considerar detenidamente el costo de su ciclo de vida.

Para predecir el costo total de la propiedad correctamente, se deben considerar los siguientes factores:

  • Tiempo de vida esperado de la planta de cableado a instalar
  • Aplicaciones que correrán sobre ese cableado durante su vida útil
  • Tiempo durante el cuál los estándares, aplicaciones y fabricantes de equipos activos soportarán ese cableado
  • Costo de los equipos activos
  • Duración de la garantía y elementos que cubre
  • Precio respecto al desempeño ofrecido
  • Tiempo durante el cuál el usuario ocupará el edificio

Qué incidencia tienen los estándares en el ciclo de vida del cableado

Los estándares de cableado son escritos y revisados frecuentemente. Por ejemplo, los estándares ANSI/TIA/EIA (ahora TIA) son revisados cada 5 años y pueden ser reafirmados, rechazados o revisados. Los estándares de la ISO/IEC son escritos teniendo en cuenta una duración de por lo menos 10 años. Los estándares de desempeño de aplicaciones de la IEEE son escritos, revisados o complementados basándose en la capacidad del producto y su fabricación, y hacen refencia a los estándares actuales de cableado.

Hoy en día, el estándar pendiende IEEE802.3an 10GBASE-T es el principal apoyo. Para este análisis, las calificaciones del cableado de cobre se les asignan ciclos de vida útil de acuerdo a su capacidad de soportar 10GBASE-T en adelante.

Conforme los estándares eliminan o rechazan soporte para sistemas de cableado, los fabricantes de equipo activo también lo hacen. Existe un balance entre el avance de la tecnología y el manejo de las necesidades de los sistemas antiguos. Las opciones finales de cableado para el estándar pendiente 10GBASE-T fueron el actual categoría 6 con una distancia máxima de 55 mts y categoría 6 aumentada y categoría 7/clase F para una distancia de hasta 100 mts.

Los sistemas de categoría 5e, mientras que son viables para algunos usuarios por el momento, no soportarán 10GBASE-T y por lo tanto tienen asignados un ciclo de vida útil de 5 años, basado en el supuesto de que en los siguientes 5 a 7 años, los sistemas de categoría 5e se moverán a un archivo cercano a los respectivos documentos de sus estándares y no serán apoyados por los fabricantes de equipo activo. Tal fue el caso de los sistemas de categoría 3, 4 y 5. Se espera que durante los próximos 2 a 5 años, nuevos componentes electrónicos de cobre 10GBASE-T estarán disponibles y se promoverá el cableado de 5e a por lo menos categoría 6 aumentada para poder soportar 10GBASE-T.

Los sistemas de cableado categoría 6, aunque durarán más que el 5e, se espera que tengan un ciclo de vida útil de menos de 7 años a comparación de los 10 años previstos para los sistemas de categoría 6 aumentado (Cat 6A) capaces de soportar 10GBASE-T hasta 100 mts. Los sistemas categoría 7/Clase F gozan del ciclo de vida útil más largo y se prevee que soporten todas las aplicaciones futuras posteriores a 10GBASE-T, tales como 40Gbps. Basándose en tasas de crecimiento consistentes e históricas, se puede concluir para Categoría 7/Clase F se tendrá un ciclo de vida de 15 años.

¿Qué diferencias hay entre el ADSL y la Fibra Óptica?

Te explicamos las diferencias entre el ADSL y la Fibra Óptica. ¿Cuál es mejor? ¿Cuál es más barata? ¿Qué cobertura tiene cada una? ¿Qué operadores hay?

Si vas a instalar internet en casa, habrás visto que hay conexiones de ADSL y de fibra óptica. La diferencia es que el ADSL es más lento, cubre velocidades inferiores a la fibra, pero como ventaja cuenta con más red de cobertura, es decir, llega a más hogares.

La fibra óptica es rápida y moderna, pero aun no llega a todos los domicilios. La velocidad que contratas con fibra óptica es la que recibes en casa. En cambio, con ADSL puedes recibir una velocidad muy inferior a lo contratado.